Los resultados de PISA: un calidoscopio

Sobre las pruebas PISA: La diversidad de valoraciones de los resultados que se obtienen.

Como instrumento de medida del que se obtiene resultados nos encontramos con diversidad de lecturas sobre los mismos.

En unos casos, se pone el foco en la valoración numérica de nuestro sistema educativo en comparación con los demás. Así, nos ponemos etiquetas, por ejemplo este artículo de EL  Mundo, en el que se califica en el titular que nos “ancla” en la cola de Europa.

Otros, como en este artículo de J. Prats, “Finlandia no es Lourdes”,  se destacan las dificultades del propio informe PISA para medir sistemas educativos diferentes, y en conclusión los problemas para extraer conclusiones tajantes, o llegar a señalar que las meras copias de un modelo, no puede ser la solución, porque  se aprende de otros, no se copia de ellos.

De los procesos de evaluación, y de los resultados que se obtienen, se deberían extraer conclusiones constructivas. Los resultados se deben poner en su contexto social, económico y cultural. Las calificaciones no deben servir para “demonizar” lo que se ha hecho, sino para valorarlo y encaminarlo. Mirar al resto de países es un enriquecimiento, saber qué hacen y cómo lo hacen nos debe servir para ampliar las miradas, entre otros aspectos  a los contenidos que se imparten y a los métodos que utilizan.

La relación entre métodos de  enseñanza y resultados debería estar presente en la mirada evaluadora.

 

Esta entrada fue publicada en Pruebas PISA. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario